domingo, 14 de octubre de 2007




*·..Y es que estas ganas de irse LLEGARON PARA QUEDARSE,
le prometen besos brujos a mi soledad.
Nos debemos ese antojo y aprender a bailar tango,
si es que en otra vida nos volvemos a olfatear...
Y tus manos no me escuchan, Y MIS LABIOS NO QUIEREN NI VERTE, un minuto antes de dejar de quererte.
Y MI OLVIDO NO TE OLVIDA y mis miedos me desean suerte,
un minuto antes de dejar de quererte.
Siento que me llenan la cara de dedos la penumbra del deseo y las ampollas de este adios.
Y no puedo masticar y tengo 50.000 de fiebre,
un minuto antes de dejar de quererte.
Y ME DUELE LA CIUDAD Y TENGO TU NOMBRE ENTRE LOS DIENTES,
un minuto antes de dejar de quererte..·*

1 comentario:

Lucrecia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Archivo del blog